AVISO: De momento y de manera temporal, no realizamos envíos por falta de materia prima.

Tipos y nombres de dulces marroquíes

Seguramente no te sepas todos los nombres de los dulces marroquíes, pero puede que los hayas probado o que te los hayan recomendado. Hoy en este artículo os mostraremos los 10 dulces más más típicos de Marruecos, varios de ellos los podéis disfrutar comprándolos en nuestra tienda online

Los pasteles marroquíes son perfectos para acompañar con una taza de té de menta y para compartir entre amigos y familiares. Utilizando ingredientes locales de alta calidad que incluyen agua de azahar, agua de rosas, almendras y dátiles en muchas de las recetas, los dulces marroquíes son irresistibles y abundantes. Normalmente son servidos en ocasiones especiales como; bodas, fiestas y durante todo el mes de Ramadán, pero también a la hora del té, los más viajeros seguramente los hayan probado en cualquier ciudad durante su estadía en Marruecos.

 

1. Chebakia

chebakia dulces marroqui

Popular durante el mes de Ramadán, la chebakya adorna cada mesa después de un largo día de ayuno, hay tiendas que se dedican en exclusiva a vender este dulce popular durante todo el mes. Pero también está disponible durante todo el año en cualquier pastelería en Marruecos, es muy popular tomarlo con una sopa de harira. Este pastel frito, completamente cubierto de miel y agua de rosas con semillas de sésamo espolvoreadas encima, rezuma bondad con cada bocado. 

Puede comprar la chebakia en nuestra tienda online, la tenemos disponible en cantidades de 500g o 1kg, así como en un surtido con otros dulces. 

 

2. Briwat

briouat de marruecos

Vendido en la medina de cada ciudad y en pastelerías especiales, los briouat de almendras son un tipo de pastel pequeño, triangular, frito, endulzado con miel y relleno de lo que su nombre indica: almendras. Es uno de los dulces más típicos en el interior del país, concretamente en las ciudades de Féz, Meknes y toda la región del medio Atlas. 

Puedes comprar tus briwat de almendras aquí.

 

3. Ghriba

Estas pequeñas galletas redondas pueden parecer aburridas a la vista en comparación con los otros pasteles de la panadería, pero no se deje engañar. Son de las mejores galletas que puedes probar, estos dulces están hechos de almendras, son suaves y masticables y se disfrutan mejor con una taza de té de menta dulce.

Ghriba de almendras

Las ghriba de almendras se derriten en la boca con cada bocado, son muy crujientes por fuera y muy tiernas por dentro

En Marruecos utilizamos almendra molida, agua de azahar y ralladura de cítricos o vainilla junto a azucar glas. Un dulce que no te puedes perder y lo puedes encontrar en nuestra tienda

Ghriba bahla

Al igual que con muchas otras ghoribas, las galletas se hacen fácilmente moldeando la masa en bolas que se aplanan ligeramente. Esas grietas que ves en la superficie son muy deseables y, de hecho, son lo que distingue a esta ghoriba como "bahla", un término árabe marroquí que significa tontita. Algunos podrían debatir si es tonto que una galleta se hornee con grietas, o tonto porque las grietas se asemejan a sonrisas torcidas, pero probablemente no te importará una vez que muerdas toda esa bondad crujiente que se derrite en la boca.

La puedes comprar online aquí.

 

4. Bolitas de coco

Eche un vistazo a la foto, y es fácil ver por qué estos dulces marroquíes se derriten en la boca del que la pruebe, en inglés se llaman Snowball Cookies (Boules de Neige en francés y Kwirat Tlj en árabe marroquí). Son dos galletas con sabor a vainilla que se colocan juntas después de un chapuzón en mermelada de albaricoque perfumado con agua de azahar y luego se enrollan en coco para un toque final satisfactorio.


Estos dulces, que son particularmente populares en Marruecos desde hace varias décadas, se conocen por varios otros nombres, entre ellos Meshimisha, una forma diminuta de albaricoques, y Helwat Richbond, en referencia a que la galleta es comparable en textura y estado a la calidad de la ropa de cama y productos de tapicería fabricados por la empresa Richbond.

 

5. Cuernos de gacela 

cuernos de gacela

En forma de media luna o como un cuerno de gacela como su nombre lo indica, los cornes de gazelle son una de las delicias más populares que te pueden servir y las que no debes perderte. Rellenos de dátiles o almendras y canela y envueltos en una masa suave, humedecido con un sutil sabor de agua de azahar.

 

6. Baklava 

Al igual que con el baklava de otras regiones del mundo como Turquía, este dulce de pasta filo está lleno de almendras y otras nueces picadas y endulzado con miel. Está disponible en una gran variedad de sabores, colores y tamaños.

En nuestra tienda online podrá encontrar baklavas de pistacho, nueces, almendras y cacahuetes.

 

7. Makrout 

makrout

Si le gustan los pasteles rellenos de frutas, particularmente aquellos hechos con dátiles, entonces está listo para disfrutar con este dulce del norte de África.

Makrout son galletas de sémola que llegaron a Marruecos a través de Túnez y Argelia. Una pasta de dátiles casera se incluye dentro de la masa y una vez cocidas, las galletas reciben un tratamiento adicional al sumergirlas en miel con sabor a agua de azahar. Un dulce que estará pronto en nuestra tienda online ;)

 

8. Maamoul

maamoul

Pastel de hojaldre relleno de dátiles y endulzado con agua de azahar e incluso canela antes de recibir una capa de azúcar glas, las galletas de dátiles son pura bondad. 

 

9. Feqqas

La versión marroquí del biscotti italiano, estas galletas también se hornean dos veces e incluyen almendras y semillas de sésamo, y la masa a menudo se endulza con vainilla. La principal diferencia entre fekkas y biscotti es que las galletas marroquíes a menudo se cortan más delgadas que el equivalente italiano, lo que las hace excepcionalmente crujientes.

 

10. Mhencha

mhencha dulce marroqui

En árabe marroquí, mhencha proviene de la palabra hench que significa serpiente, por lo que, en cierto modo, mhencha significa serpentina. Este lindo pastel consiste en una deliciosa pasta de almendras metida en una hoja de filo (warqa para marroquíes), que luego se enrolla para formar una serpiente giratoria y finalmente se sumerge en miel a fuego lento.